domingo, 10 de abril de 2011

Salvemos el planeta. Siempre que he visto esa pegatina me he echado a reír. Salvemos el planeta. Para qué. Y de quién. ¿De nosotros mismos? Y Dios, ¿qué? ¿Puede ayudarnos? Creo que no. Dios nos dio lo que tenemos para ver cómo lo utilizábamos.
Unas ratas en una jaula lo hubieran hecho mejor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario