lunes, 9 de mayo de 2011


A veces dar las gracias no es suficiente, y este es uno de esos momentos. A algunos debería agradecerles años, a otros tan solo meses, e incluso si solo hubiesen sido días, sois parte de mi vida. A gran parte de vosotros os veo todos los días, y aunque a veces no os soporto, si paso dos o tres días sin veros me siento rara, porque me falta algo y sois ustedes. En el fondo puede que hasta os quiera. La realidad es que no sabría que hacer si no os tuviera. Me habéis ayudado con los peores problemas, también con las cosas más tontas; me habéis dado tardes de risa y tonterías, e incluso de lagrimas, habéis escuchado cada tontería que salía por mi boca, y admitamos que eso paso a menudo, me habéis abrazado cuando más lo necesitaba, como si no quisierais soltarme, es algo que espero que no suceda nunca.

Y aunque no sirve de nada, Gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario