miércoles, 28 de diciembre de 2011

Fuck yeah


-Hola pequeña.
Solo me a dicho eso, y aunque por ahora es suficiente en unos segundos no lo sera.
Sus manos rodean mi cintura, las mias juegan con los mechones de su pelo un poquito demasiado largo. sonrie, su aliento roza mi cuello mi oreja, y hace que cada centimetro de mi piel se estremezca.


Es guapo, y lo sabe, por eso nunca se lo digo. Me quiere, y lo se, por eso nunca me lo dice. Sabe que me mata de el, y por eso cada vez que puede hace que lo mire a los ojos, ojos de ese color perfecto. Me miente, sobretodo cuando me dice que no me hecharia de menos, pero si me alejo, me acerca corriendo y no deja que me separe de el. Dice que a probado mejores besos, pero se pasa los momentos juntos pidiendomelos, tambien dice que otras se lo hacian mejor, pero suspira cuando lo toco. Yo no soy la tipica chica de la que se enamora un tio como el, porque el no es el tipico chico que se enamora. No soy rubia, no me dejo dar ordenes, no hago lo que quiere, le grito si me da la gana, me gusta demasiado hablar con el por telefono, los mensajes bonitosy las muestras de cariño. El no es dado a ninguna de esas cosas. Es de esos que les gustan a todas las tias, de los que se las follan y las dejan tiradas, de esos a los que llaman cabrones o idolos, depende del sexo del que seas. Es mi novio, lo amo y lo odio a partes iguales, y por ello me la suda el mundo y lo que digan sus habitantes (;


martes, 20 de diciembre de 2011

Perdóname.


Si, Perdóname por querer entregarte mi vida. Por querer darte mis ilusiones y mi tiempo y mis ganas. Perdóname por pensar que te lo mereces. Por creer de verdad que merecia la pena el esfuerzo. Por las horas perdidas en tu ausencia y por las veces que en ella pronuncie tu nombre. Por cada sueño en el que rozaba tu piel. Por imaginar un futuro juntos y por llegar a creer que podría ser una realidad. Perdóname por cada hora que pase bajo la lluvia esperando ver tu rostro, tu sonrisa y la forma en la que creía que me mirabas. Perdóname por intentar cambiar para ser como tú querías. Y por no querer cambiarte y por aceptarte como eres, también perdóname.


-Y por último, Gracias.


Gracias por enseñarme a ser mas fuerte.



jueves, 8 de diciembre de 2011

Hoy me toca ser feliz.

Que hoy es uno de esos días en los que no encuentro razones para ser feliz, y aun así lo soy. Si, hoy mientras ando por la calle no contengo mis lágrimas, sino mi sonrisa. La sonrisa tonta que tienes cuando estas enamorada de alguien, esa que cuando piensas en el no puedes contener. Pero mi sonrisa esta vez es distinta, nadie me hace sonreír tan solo yo, tan solo mi vida, tan solo me apetece hacerlo y apenas puedo contener las ganas. Cuando veo a una pareja besándose no me imagino que somos nosotros, no. Pienso, que bonito. E incluso lo digo, ¡Qué bonito! y les doy parte de mi felicidad, para que la disfruten, para que duren juntos mucho tiempo. Pero que si lo dejan dentro de cinco minutos, espero que sean felices por separado que no les haga falta el otro. ¡FELIZ! si, hoy estoy tan feliz, que podría pasarme horas gritándolo por la calle. ¿Que piensan que estoy loca? Pues que lo piensen, hoy nadie va a amargarme mi felicidad, nadie va a empañar mi sonrisa. Porque hoy soy feliz, ¿mañana? Mañana quien sabe.


Hoy, simplemente voy a disfrutar de ser feliz por mí misma, y no por nadie.