jueves, 15 de noviembre de 2012

Inaceptable.


Dicen que cuanto peor te sientas, mas debes cuidarte y arreglarte.
Así que aquí estoy, en mi cama, después de una ducha muy larga y con el agua muy caliente, tanto que mi piel es roja. Con la lencería con mas encaje que he podido encontrar, los tacones mas altos de todo el armario, los labios rojos, los ojos negros. El pelo me huele a mango y la piel a rosas y lavandas.
En mi lista de reproducción se intercalan Melendi y Maroon5. Y aunque por fuera no puedo estar mejor, por dentro todo esta en ruinas. Estoy harta,  del mundo, de mi vida. Cuando intentaba ser otra persona, ser mejor, parecía no ser suficiente. Decidí ser yo, y no solo no soy suficiente, si no que soy inaceptable. Inaceptable. Puede que después de tanto la palabra comience a gustarme. No me queda otra.
Voy a jugar a Los Sims. Puede que así deje de pensar en todo lo que me atormenta  Dicen que soy adicta a Los Sims. Ellos no lo entienden. Es tan fácil. Sencillo. Parece que allí es el único lugar en el que puedo hacer lo que quiera, el único en el que si me equivoco, si cometo un error, nada va a pasar. Todo se borra y fin. Nada más. Tan sencillo como no guardar. Tan fácil.
Cuanto peor te sientas, cuídate más y arréglate. Inténtalo  Funciona. No a largo plazo. Pero te hace sonreír unos instantes. Lo suficientes como para no abrir la ventana y lanzarte al vació. Los suficientes como para levantarte y decir "No podréis conmigo."

No hay comentarios:

Publicar un comentario