sábado, 23 de mayo de 2015


Cada parte de mi cuerpo encaja perfectamente en el tuyo. 
Y me he dado cuenta a base de probarlas todas. 
Quiero pasar noches en vela pensando en lo bien 
que se siente mi cuerpo en contacto con el tuyo. Sentir como cada uno de mis
poros absorbe tu olor, para luego torturarme con él en tu ausencia. 
Quiero sentirte, porque tenerte ya sé que te tengo. 
Quiero tu mirada posada en mí. Acariciándome. Amándome.
Quiero ser tuya tantas noches que no pueda contarlas. Que tampoco quiera.
Madrugadas de peleas por la almohada. De pasión. De amor.
De rezos porque no llegue la mañana, y con ella la partida.
Quiero una eterna noche de sábado. Y a tu lado, probablemente se me haga corta.